jueves, 22 de julio de 2010

Problemas de El Hombre que Calculaba (ojos-solución)

          Cómo se soluciona el problema de las chicas de ojos negros y azules. (La explicación la hace Beremiz, el hombre que calculaba.)
          —Al formular la primera pregunta: “¡Cuál es el color de tus ojos?”, sabía que la respuesta de la esclava sería fatalmente la siguiente: “¡Mis ojos son negros!. Pues si tuviera los ojos negros diría la verdad, es decir: “Mis ojos son negros” y si tuviera los ojos azules, mentiría y por lo tanto diría también: “Mis ojos son negros”. Luego la respuesta de la primera esclava sólo podía ser única, muy concreta y absolutamente cierta e indudable: “¡Mis ojos son negros!”.
          Hecha pues la pregunta, esperé aquella respuesta que ya previamente conocía. La esclava, al responderme en un dialecto desconocido, me ayudó de manera prodigiosa. Realmente, alegando no haber entendido el enrevesado idioma, interrogué a la segunda esclava: “¿cuál fue la respuesta que acaba de darme tu compañera?”. Y la segunda me dijo: “Sus palabras fueron: Mis ojos son azules”. Esta respuesta venía a demostrarme que la segunda mentía, pues, como queda ya indicado, en ningún caso podía ser ésa la respuesta de la primera esclava. Ahora bien, si la segunda esclava mentía, tenía los ojos azules. Fijaos, en esta particularidad notable para resolver el complicado enigma. De las cinco esclavas, había ya en este momento al menos una cuya incógnita había quedado resuelta con absoluto rigor matemático. Era la segunda. Había mentido, luego tenía los ojos azules. Quedaban sin embargo aún por responder cuatro incógnitas del problema.
          Me dirigí a la esclava que se hallaba en el centro de la fila preguntándole: “¿De qué color son los ojos de las dos jóvenes a las que acabo de interrogar?”. Y obtuve la siguiente respuesta: “La primera tiene los ojos negros, y la segunda tiene los ojos azules”. Pues bien, con relación a la segunda yo ya no tenía la menor duda, como queda dicho. ¿Qué conclusión había de extraer pues de la tercera respuesta recibida? Muy sencilla. La tercera esclava no mentía, pues acababa de confirmarme lo que ya sabía: que la segunda tenía los ojos azules. Si la tercera no mentía, sus ojos eran negros y sus palabras eran expresión de la verdad, es decir: la primera esclava tenía los ojos negros. Fue fácil deducir que las dos últimas, por exclusión —a semejanza de la segunda— tenían los ojos azules.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

este parrafo tiene mucha logica, pues mas de algo le entendio a la primera, y pues uno nota cuando nos hablan con la verdad o nos dicen mentiras... Creo que este hombre supo bien llevar a cabo esto que le estaban proponiendo... ATT: Diego García (garcia-diego@hotmail.es9

Anónimo dijo...

esto queda en mucho que pensar porque siempre hay un instinto en la mente que sigue lo contrario pero la tercera persona tenia la verdada.... ojos negro, ojos azules uno tenia ojos azules y el otro ojos negro
LEIDA CHAVEZ
leida_km@hotmail.com

Anónimo dijo...

este texto la verdad a la primeraves no le entendi porque lo encontre algo confuso pero de igual forma el antes de preguntar de que color eran los ojo el penso laz respuestas que le podian dar at: lourdes_minerva@hotmail.com

Anónimo dijo...

bueno la verdad esta que en el nombre se encuentra la solucion de lo que este personaje hacia por que el titulo es "EL HOMBRE QUE CALCULABA" este personaje me imagino que antes de plantear un problema ya tenia una solucuion para salirles adelante a los demas para que no lo confundieran mas y el siempre tiene una respuesta para cada planteamiento...Att. Lenin Santiago Morales Roldan (santiago.roldan88@hotmail.com)

Anónimo dijo...

bueno este parrafo es la primera vez q lo leo y creo que uno cuando habla con alguna persona y si la conoce bien sabe si esta diciendo la verdad o esta mintiendo no es exactamente atravez de los ojos que sabe uno di la persona miente o no. atte: teresa valdez.

Anónimo dijo...

Yo creo que para ver si una persona dice la verdad es necesariover los ojos de la persona ya que los ojos de una persona dice la verdad, tambien es necesario conocerla para saver si dice o no la verdad. Alma Mayorga

Anónimo dijo...

Este articulo nos confirma q nos tenemos q dejar llevar por nuestro instinto ya q la mayoria de veces hacierta y para saber y descubrir la verdad no solo lo podemos hacer cuando hablamos con alguien viendolo a los ojos sino obedeciendo lo q nuestro instinto nos dice...att. Marvin

Anónimo dijo...

ps q mentirozas las de los ojos azules pero que bien q alfin el soluciono sus problemas, q calidad esta la historia ps la verdad es de pensarlo mucho pero hay q tener inteligencia para hacer lo que hizo el hombre. att. fulvia Vasquez(fluvita16@hotmail.com)

Anónimo dijo...

ps q mentirozas las de los ojos azules pero que bien q alfin el soluciono sus problemas, q calidad esta la historia ps la verdad es de pensarlo mucho pero hay q tener inteligencia para hacer lo que hizo el hombre. att. fulvia Vasquez(fluvita16@hotmail.com)

newer post older post Home